MEDIACIÓN FAMILIAR

¿Qué es?

La mediación familiar es un proceso extrajudicial para la gestión de conflictos no violentos que pudieran surgir entre los miembros de una familia o grupo convivencial, mediante la intervención de profesionales especializados que, sin capacidad de decisión sobre el citado conflicto, les asiste facilitando la comunicación, el diálogo y la negociación entre ellos, al objeto de promover la toma de decisiones consensuadas.

¿Para qué sirve?

La finalidad del proceso de mediación familiar es, con carácter general, lograr que las partes en conflicto alcancen acuerdos equitativos, justos, estables y duraderos, contribuyendo a evitar, en su caso, la apertura de procedimientos judiciales o contribuir a la resolución de los ya iniciados.

¿A quién va dirigido?

A miembros de una familia o grupo convivencial que se encuentren en los siguientes supuestos:

  • Los procedimientos de nulidad matrimonial, separación y divorcio.
  • Las cuestiones relativas al derecho de alimentos y cuidado de personas en situación de dependencia.
  • Las relaciones de las personas menores de edad con sus parientes hasta el tercer grado de consanguinidad o afinidad, personas tutoras o guardadoras.
  • El ejercicio de la patria potestad, tutela o curatela.
  • Los conflictos derivados del régimen de visitas y comunicación de los nietos y nietas con sus abuelos y abuelas.
  • Los conflictos surgidos entre la familia adoptante, el hijo o hija adoptado y la familia biológica en la búsqueda de orígenes de la persona adoptada.
  • Los conflictos surgidos entre la familia acogedora, la persona acogida y la familia biológica.
  • La disolución de parejas de hecho.

¿Cómo funciona?

PsicoSuel cuenta con la formación y habilitación necesaria para asistirte en tu proceso de mediación familiar, promoviendo un entorno que facilite el dialogo, en una serie de sesiones que vendrá determinadas por la amplitud del conflicto y la predisposición al acuerdo entre las partes.